Vestidor a medida ¿Como sé que puedo tenerlo en casa?

Inicio » Vestidor a medida ¿Como sé que puedo tenerlo en casa?

Vestidor a medida ¿Como sé que puedo tenerlo en casa?

Hacerse un vestidor a medida es el sueño de mucha gente. No es para menos: el vestidor es mucho más que un armario a medida. En función del espacio con que contemos, puede llegar a ser una habitación destinada exclusivamente a cambiarse de ropa. Un lujo terrenal y al alcance de muchos. Pero la clave está en saber cómo distribuirlo para que sea eficaz.

Opciones de vestidor a medida en cuanto a forma

Primero debemos saber los metros de que disponemos y de la distribución del espacio. Estos son los vestidores más habituales:

Vestidor lineal

Solo ocupa una de las paredes. Muy útil si el vestidor forma parte del dormitorio o cuando no se dispone de mucho espacio. También es una opción cuando el resto de las paredes tienen ventanas u obstáculos que impiden panelar.

Vestidor en L

Muy indicada para el dormitorio principal. De este modo, cada miembro de la pareja puede tener para sí uno de los lados del mismo.

Vestidor en forma de U

Es el vestidor ideal. Ese que vemos en las películas. No todo el mundo cuenta con metros suficientes para esta opción, pero si se tiene debemos contemplarla. Crea un espacio envolvente y confortable que le da el máximo juego a esta estancia.

Si, además, contamos con un espacio realmente grande, siempre podemos optar por situar una cajonera en el centro, a modo de elemento separador.

Enfrentado

Se trata de dos paneles, situados uno frente a otro, que dejan en medio un pequeño pasillo para permitir el acceso. Si dentro de la habitación existe esta posibilidad, es perfecta para espacios no demasiado grandes.

 

¿Cómo sé que puedo instalar un vestidor en mi casa?

Cuando nos planteamos un vestidor, es porque o bien contamos con una habitación para ese único fin o porque le podemos robar dicho espacio al dormitorio. Si nuestro caso es el segundo, debemos contar con unas medidas mínimas:

Un fondo de unos 60 cm (podemos apurar a los 55).

Un ancho de, al menos, 90 cm (lo que sería la medida de un armario estándar).

Cajones y estanterías de no menos de 40 cm de fondo.

Un espacio aprovechable de no más de 180 cm de alto. Y aquí puntualizamos: la altura restante se puede destinar a altillos. Pero otra opción muy en boga es aprovechar toda la altura e instalar barras abatibles.

Esto son solo medidas aproximadas. Lo mejor, si quieres instalar un vestidor en casa, es ponerte en contacto con nosotros para que te asesoremos sobre cuál es la mejor opción para ti.

 

Los módulos interiores

Tenemos que pensar en qué tipo de ropa tenemos y distribuir el espacio con que contamos en función de esto.

Prendas largas

Por ejemplo, si hablamos del vestidor de un hombre, es muy probable que necesite un amplio espacio para colgar trajes y camisas. Camisas y chaquetas necesitan de un largo de algo más de 1 metro. En el vestidor de una mujer, si tiene vestidos o abrigos largos, ha de habilitar un módulo de aproximadamente 160 cm.

Prendas cortas

Para las prendas cortas, necesitaremos una altura de entre 80 y 90 centímetros.

Los cajones deben medir, de media, 12 o 18 cm de alto por unos 50 de ancho y no menos de 40 de fondo. Preferiblemente, los situaremos a media altura o arriba, con barras abatibles.

Otros

Los zapateros pueden ir en cajones o en baldas extraíbles, y siempre abajo. Pero debemos pensar en un espacio reservado a botas, que no suelen caber en un zapatero. No debemos olvidar aquellos cajones destinados a cinturones u objetos más pequeños, o los corbateros. Subdividirlos suele ser siempre más eficaz para mantener un orden. ¿El lugar ideal? Normalmente, a media altura.

Prever una balda para guardar los bolsos puede ser muy interesante.

Por último, maletas y mantas o edredones pueden ir en el espacio de menor accesibilidad. Si prevemos tener un altillo, ese será su lugar.

 

La luz y las puertas

Siempre se agradece la luz natural, pero si no es posible, instalar focos en el techo, mejor si la luz es cálida, es imprescindible. Tener o no puertas dependerá del espacio; si queremos usar el vestidor para separar ambientes, podemos pensar en puertas de cristal, que no empequeñecen el espacio.

2018-10-24T19:11:24+00:00